Un pantallazo de ‘googlemaps’ le quita la condena por incumplir una orden de alejamiento de su exmujer

violencia de género

Un ciudadano logra revocar la condena de un tribunal demostrando con ‘googlemaps’ que no había incumplido la orden de alejamiento.

Su exmujer le denunció porque se había acercado a menos de cien metros del domicilio cuando iba a recoger al hijo de ambos.

Gracias a la aplicación ‘googlemaps’, un divorciado ha conseguido que le retiren una condena previa por incumplir una orden de alejamiento de su exmujer.

Los hechos sucedieron cuando este ciudadano acudió a recoger al hijo que comparte con su ex mujer. Había quedado con él a jugar al frontón, pero no podía presentarse al domicilio para recogerle. Por una sentencia anterior, el hombre tenía prohibido acercarse a su exmujer a menos de cien metros.

Ante la imposibilidad ir a la casa y de comunicarse por móvil con el menor, había acordado previamente que tocaría el claxon del coche al llegar a las inmediaciones de la vivienda.

Cuando el coche del padre se acercó al domicilio, el niño se lo comunicó a su madre para salir. Pero ella entendió que el coche estaba demasiado cerca, por lo que llamó a la policía e interpuso una denuncia por quebrantamiento de la orden de alejamiento.

El hombre fue condenado en primera instancia por el juzgado de lo penal número 2 de Baracaldo, de acuerdo al artículo 468.2 del Código Penal.

Recurso a la Audiencia de Bilbao

El acusado recurrió dicha resolución a la Audiencia Provincial de Bilbao alegando que no se había valorado una prueba que había presentado en el juzgado de Baracaldo: el “pantallazo” de la aplicación ‘googlemaps’ en el momento en que estaba esperando a su hijo en el coche. (Se conoce popularmente como ‘pantallazo’ a la copia de lo que muestra en un momento dado la pantalla de un ordenador o dispositivo móvil).

Dicho ‘pantallazo’ demostraba que la distancia entre el lugar donde estaba el coche en aquel momento y la entrada del domicilio superaba en cinco metros la distancia prescrita. Según ‘googlemaps’, el hombre se encontraba a 105 metros. Por tanto, no se había infringido la distancia de alejamiento.

La Audiencia Provincial de Bilbao, en su sentencia de 24 de julio de 2015 dada a conocer ahora por la editorial jurídica Sepin, sí tiene en cuenta como prueba el ‘pantallazo’ y por tanto revoca la sentencia dada en primera instancia.

“In dubio pro reo”

Como explica el juez en la sentencia, “la beneficiaria de la medida de protección relató que vio de lejos al acusado, lo que confirma que éste no quiso acercarse al domicilio”.

Por otro lado, aunque la Audiencia reconoce que ‘googlemaps’ no acredita una ubicación exacta, “sí suscita dudas” de que el padre estuviese a menos de cien metros. Así las cosas, aplica el principio “in dubio pro reo” (en caso de duda, hay que tomar la decisión más favorable para el acusado), esto es, quitarle la condena que que le había impuesto el juzgado de Barakaldo.

Según Ignacio Bertolá, director de Nuevas Tecnologías de la editorial jurídica Sepin, esta sentencia es una nueva demostración de cómo los abogados pueden usar las nuevas tecnologías para ayudar a sus clientes. “Google maps puede servir también para indicar el suelo no consolidado de una finca o para llevar a cabo la localización y ubicación concreta de unos inmuebles”.
Pantallazos de ‘street view’

Ya hay sentencias que admiten la utilización de ‘googlemaps’ para localizar la ubicación concreta de unos inmuebles o para indicar el suelo no consolidado de una finca (las parcelas edificadas y los solares que puedan quedar en sus intersecciones).

“Es una sentencia muy interesante, pues muestra que los jueces comienzan a tener en cuenta este tipo de documentos privados a efectos de prueba”, explica Bertolá. “En este caso, no se trata de una prueba concluyente, pero sí introduce dudas que el juez ha estimado razonables y que le llevan a aplicar el ‘in dubio pro reo’ y retirarle la condena previa”

Aunque es la primera vez que se conoce el uso de ‘google maps’ para una orden de alejamiento, los tribunales ya han admitido pantallazos de ‘google street view’ para acreditar la existencia de mobiliario urbano, como por ejemplo, una señal de tráfico, en casos de conflictos de tráfico. Esta herramienta permite obtener fotografías panorámicas a nivel de calle de muchas ciudades del mundo.

“Esta sentencia no tiene por qué sentar jurisprudencia, pero es un antecedente que se puede alegar en un juicio”, concluye este experto en Derecho y Nuevas Tecnologías.

Fuente: lainformación.com