El juez Eloy Velasco propone tipificar la apología de la violación como delito informático

eloy velasco

Dentro del coloquio ‘Defensa de los Estados democráticos en el ciberespacio’ y en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), el juez Eloy Velasco ha presentado un decálogo de medidas para mejorar la acción judicial en materia de ciberseguridad. En una ponencia en tono informal, en la que el magistrado ha llegado a tildar de “niñato” a Mark Zuckerberg por exponer los datos de millones de usuarios, Velasco ha mencionado también la creciente necesidad de formar a jueces y fiscales en asuntos técnicos para luchar contra la ciberdelincuencia.

En el paquete de medidas, una “carta a los Reyes Magos”, usando sus propias palabras, el juez de la Audiencia Nacional ha hecho referencia al caso de La Manada, que ha convulsionado a la sociedad española: “Es tremendamente necesario tipificar en el código penal delitos específicos como el de la apología de la violación o la pornografía infantil formulada a través de Internet”, ha declarado. En relación a este tipo de expresiones, hasta ahora no reguladas, Velasco también ha hecho referencia a los delitos que “atentan contra la dignidad humana en Internet”. Así, el magistrado de la Audiencia Nacional ha planteado tipificar también como delitos específicos “las bromas sin gracia que hacen los youtubers o la retirada de contenidos web que presenten de forma positiva trastornos alimenticios”. Citando textualmente al juez, “hay que ser ejemplares ante actos como pegar a alguien por la calle para grabarlo o cambiarle el relleno a unas galletas para denigrar a un mendigo”.

Más allá de las medidas puramente penales, como la tipificación de nuevos delitos para adaptarse a nuevas realidades, Velasco ha señalado el “atraso” que según él sufre el campo judicial español. El juez de la Audiencia Nacional ha puesto como ejemplo a Estonia, país en el que todas las notificaciones judiciales llegan a los ciudadanos a través del móvil y gracias a la tecnología de certificados blockchain, de un modo parecido al que funcionan las verificaciones de criptomoneda. Además, el magistrado considera “fundamental” aclarar por escrito las competencias en los delitos informáticos que trascienden las fronteras nacionales. Esto es, cuando los criminales se sirven de proxys o servidores remotos para simular su presencia en otro Estado, con otra legislación, que a su vez puede estar presencialmente en un tercero: “No es lógico buscar al malo sin parar antes el delito”, ha rematado.

Por último, y dentro del paquete de medidas para luchar contra el cibercrimen que ha presentado Eloy Velasco, se ha hecho referencia a la necesidad de regulación para con las pruebas que obtienen y presentan los particulares. Según datos que ha presentado el Magistrado, más de la mitad de los elementos probatorios que se presentan en la actualidad son del tipo citado, lo que acaba por suscitar un debate sobre su nulidad o no. Para marcar el camino a seguir, el juez de la Audiencia Nacional puso como ejemplo a Estados Unidos, donde se están llevando a cabo numerosos análisis para poner en balanza la utilidad de este tipo de pruebas y su relación o no con la legislación vigente.

Fuente: elmundo.es